5 gennaio 2011

AMOR, DE TARDE

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme «¿Qué tal?» y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.

Mario Benedetti

2 commenti:

  1. Il commento è per il tuo blog. Non sapevo dove postarlo.

    Complimenti! Le immagini sono incantevoli, la scelta dei testi è finissima. C'è arte qua dentro, suggestione, commozione e, oltre tutto, un po' di speranza ...

    fp

    RispondiElimina
  2. Ciao Francesco, grazie per la visita e per l'apprezzamento al mio blog. Sono contenta che ti sia piaciuto.

    :-)

    RispondiElimina

Archivio blog

chi sono

La mia foto
Utopia, Italy
Artista sinestetica - ricercatrice di verità